Retos y Autoconocimiento

Publicado el noviembre 14, 2017Categoría: Artículos, BlogEtiquetas: , 2.8 minutos de lectura
Zona de Cojimíes

Rema, rema, avanza, corrige la dirección del kayak, rema, rema, avanza, corrige la dirección del kayak, disfruta, mira el paisaje, siente el viento en la cara, siente el suave oleaje, siente la paz, siente tu respiración, siente el esfuerzo físico, disfruta el esfuerzo físico, siéntete, los pensamientos van y vienen, rema, rema, avanza…

El remar en un kayak de mar es una experiencia maravillosa, ese contacto con el agua, con espacios abiertos, con el cielo, y contigo es inigualable. Además de mamá, educadora y consultora soy guía de turismo. Es una profesión muy compleja que tiene mucho que ver con la psicología humana, con manejo de grupos, con el compartir información y asegurarme de crear situaciones que marquen experiencias de vida y es por la guianza turística que he tenido oportunidades de practicar kayak de mar. Estos últimos tres días pasé con gente inspiradora en un curso de capacitación de kayak de mar en la zona de Cojimíes, provincia de Manabí en Ecuador, organizada por South Expeditions.

La zona de Cojimíes es un área hermosa, de gente buena, amable, mangles maravillosos en su estuario, y muchas aves; aunque detrás de la zona de manglar se esconden muchas camaroneras que causan un gran impacto en el ecosistema de manglar. Se respira un aire de rezagos del terremoto en el 2016 combinado con gente luchadora de hermosas sonrisas.

Yo ya había practicado kayak de mar varios años por asuntos de trabajo pero siempre me emociono cuando tengo la oportunidad de encontrarme nuevamente a través de una actividad tan inspiradora como es el contacto con la naturaleza, el deporte y el reto personal. ¿Por qué les cuento esto? Porque tiene mucho que ver con lo que queremos como padres transmitir a nuestros hijos. Hay dos temas claves que son muy importantes a cualquier edad, pero sobretodo en la época de la adolescencia, que son los retos y el autoconocimiento. Y es justamente el contacto íntimo con la naturaleza que te regala retos y la oportunidad de conocerte mejor.

​La clave está en un buen mentor inspirador, sereno, que te transmita seguridad, confianza y, que de cierta forma, te de espacio para tu propio autodescubrimiento, gracias Nacho Anhalzer de Kingue Adventure School por ser ese mentor en estos días. Porque a la final lo que los padres quisiéramos es convertirnos en mentores que creamos un ambiente en el que a través de actividades inspiradoras les damos la oportunidad a nuestros hijos de conocerse mejor. El reto está en que no son pocos días sino la vida misma, con días buenos y días malos. Y en la adolescencia también el reto consiste en buscar mentores fuera del núcleo familiar para que acompañen a nuestros hijos en esa búsqueda del quiénes son.

La naturaleza es justamente una gran mentora, y la naturaleza está ahí, a veces olvidada por la mayoría de seres humanos, esperando que recordemos que sin ella difícilmente nos encontraremos a nosotros mismos.

Gracias Aleja, Henry, Nacho, Sebas y Manu por tan linda compañía.

Pueden escuchar la entrevista sobre la adolescencia que di en mayo del 2016: